La larga espera de la adopción.

No hay recetas ni remedios que ayuden a conocer cuando llegará el maravilloso momento en el que podremos abrazar a nuestros queridos hij@s adoptados. Después de más de 20 años envuelta en procesos de adopción, siempre me he encontrado ante la misma compleja situación, la imposibilidad de poder informar a la familia solicitante de cuando es el momento en que ese maravilloso encuentro se producirá.Larga-espera

Es difícil tomar la decisión de ofrecerse a abrir nuestro hogar a un menor que lo necesita, y al que aceptaremos de manera incondicional, pero llegado ese momento, es mucho más complejo asumir los nervios, riesgos e infinidad de contratiempos que pueden surgir y dilatar el tiempo de espera.

¿Cómo aceptar que después de una larga espera el país ha paralizado las adopciones? ¿Quién es capaz de no hacerse ilusiones al ver la propuesta de un menor aunque todavía no haya seguridad de que es nuestro hijo? Difícil, realmente difícil es el camino de la adopción, pero como siempre digo, el que persiste consigue llegar a la meta.

¡Mucho ánimo a los que aún estáis esperando!

Fdo: Blanca Rudilla. Directora de ACI.