Orfanato de Dongguan

Orfanato de Dongguan

Orfanato de Dongguan

La ciudad de Dongguan está situada justo al sur de Guangzhou, Guangdong, en la orilla oriental del río Pearl. Tiene una población de más de 6 millones de personas y un área de 900 km cuadrados con zonas llanas y montañosas. Dongguan tiene larga historia y cultura. Su nombre deriva de ser este (“Dong”) de Guangzhou y de ser rico en una clase de hierba, llamada la hierba de “Guan”. El famoso “Humen OpiumBurning” en vísperas de la Guerra del Opio tuvo lugar en Humen, Dongguan, lo que lo convierte en el comienzo de la historia moderna de China. Dongguan es también famoso por su cultura particular del barco del dragón, del león del dragón y de las artes populares.Orfanato-Dongguan

En esta ciudad se encuentra el Centro del Bienestar Social más grande de Guangdong, donde se cuidan tanto a menores como a ancianos. Este orfanato ofrece a los niños de especiales necesidades, terapia física, rehabilitación y asistencia especializada a menores con retrasos cognitivos.

ACI, tiene un programa de colaboración con este orfanato por el que se ayuda a la institución a mejorar los cuidados y atención a los menores de especiales necesidades del Centro, colaborando así mismo en la búsqueda de familias adoptivas para muchos de estos menores.

Vida y esperanza tras una adopción

Vida y esperanza tras una adopción

Vida y esperanza tras una adopción.

Esta es una de tantas historias de vida y esperanza tras una adopción que desde ACI queremos trasmitiros: la historia de Marina.

“Hola me llamo Marina y quiero contaros mi testimonio y experiencia de haber sido adoptada desde muy pequeña. Como no se cómo y por dónde empezar, empezaré por el principio.

Me fuisteis a buscar a Rusia, después de hacer dos viajes, en una lejana ciudad de la Siberia Occidental, cuando era una niña de cabellos rubios y rizados, ojos grandes y pequeña, justo tenía 2 años y 2 meses. A veces les pregunto a mis padres que les sorprendió más cuando me vieron por primera vez y mi madre siempre me responde que fue el tono de mi piel, porque nunca antes habían visto una niña con la piel tan blanca.

Sé que cuando llegué e visitaron varios médicos porque tuvieron que hacerme revisiones y pruebas ya que tenía pequeños problemas como una tos crónica de bronquios y una miopía ya detectada en Rusia, por lo que enseguida me pusieron gafas.

Como soy hija única a veces pienso y se lo digo a mis padres que me gustaría tener un hermano o hermana más pequeño, pero ellos siempre me responden que ya son muy mayores para repetir otro proceso de adopción, complicado y largo.Menos mal que tengo muchos primos para jugar y hablar con ellos, que me quieren mucho y cuando llegué, durante varios años, fui la más pequeña de toda la familia.

Por mi suerte decidisteis darme una cosa que nunca podré devolver: vida y esperanza. Mamá, las cualidades que siempre has tenido y tendrás, que te hacen ser una persona perfecta para mí. Me has transmitido tener paciencia, amor y muchos sentimientos únicos.

A medida que pasaba mi infancia y los años, jugabas conmigo, enseñándome cosas bonitas, comentándome que tenía que valorar a la gente y hacer las cosas lo mejor posible para los demás. Tu eres mi mejor ejemplo a seguir porque valoras ser fuerte en los peores momentos, como cuando el abuelo estuvo ingresado en el hospital y tu estabas serena y tranquila cada vez que te daban una mala noticia sobre su estado de salud y siempre encontrabas una parte positiva para comentarlo a papá y a mí. En aquel momento me di cuenta de lo fuerte que eres, una mujer llena de esperanza y positiva.Testimonio-Marina

Siempre das segundas oportunidades a todo el mundo como a mí también me las das siempre que puedes. Contigo he aprendido a divertirme y a cambiar cada mal momento para explicarlo y reírme después. Has transformado a una niña sin casi oportunidades en el futuro ni esperanzas, en una niña que intenta valorar y hacer las cosas lo mejor posible. Te quiero mamá y puedes contar conmigo para todo lo que necesites, porque ahora ya puedo intentar cuidarte, ¿no?

Es difícil decírtelo pero a veces pienso en una persona que también me dio la vida. Sí, ella. Sé que quizás no tendría que decirlo pero gracias a ella existo. Espero que ella esté bien y con las oportunidades que todos los seres humanos se merecen.

Mamá de nuevo te doy las gracias por influir en la mejor parte de mí, la educada, ser buena persona, la que cuida e intenta lo mejor para todos y cada uno de nosotros. Siempre serás mi protegida que defenderé, si hace falta, con mi vida.

Por otro lado también me gustaría agradecer a mi padre que al igual que como mamá, también me has dado la personalidad que tengo. Cuando era pequeña cada vez que pasaba un rato junto a ti, era una razón para sentirme feliz. Si me cogías en brazos y me dabas vueltas sólo para hacerme reír y me hacías cosquillas para que sonriera, era lo que más me gustaba. Todos los momentos junto a ti eran buenos y alegres. Ahora también hay momentos buenos como los chistes e ironías que compartimos y también las tonterías que decimos par reír y que mamá piensa que parecemos niños pequeños.

Creo que todo niño o niña debería tener unos padres que le hicieran sonreír, con quienes confiar, con quien hacer todas las cosas. Así que si eres un padre o una madre y me estás leyendo deja eso, ve con tus hijos y juega con ellos o haz algo bonito. Si eres un niño, ve con tus padres o con quien más quieras y hazle saber lo importante que es para ti. Si eres un niño al que no han adoptado o estás solo, piensa una cosa,también te tienes a ti mismo, eso es algo que nunca perderás, pero debes tener esperanza, serás feliz. ¿Sabes por qué? Porque eres especial y nadie debería criticarlo. Por muy hundido que estés ten esperanza, porque después de la tormenta, viene la calma”.

¡¡Os quiero mucho papás!!

La larga espera de la adopción

La larga espera de la adopción

La larga espera de la adopción.

No hay recetas ni remedios que ayuden a conocer cuando llegará el maravilloso momento en el que podremos abrazar a nuestros queridos hij@s adoptados. Después de más de 20 años envuelta en procesos de adopción, siempre me he encontrado ante la misma compleja situación, la imposibilidad de poder informar a la familia solicitante de cuando es el momento en que ese maravilloso encuentro se producirá.Larga-espera

Es difícil tomar la decisión de ofrecerse a abrir nuestro hogar a un menor que lo necesita, y al que aceptaremos de manera incondicional, pero llegado ese momento, es mucho más complejo asumir los nervios, riesgos e infinidad de contratiempos que pueden surgir y dilatar el tiempo de espera.

¿Cómo aceptar que después de una larga espera el país ha paralizado las adopciones? ¿Quién es capaz de no hacerse ilusiones al ver la propuesta de un menor aunque todavía no haya seguridad de que es nuestro hijo? Difícil, realmente difícil es el camino de la adopción, pero como siempre digo, el que persiste consigue llegar a la meta.

¡Mucho ánimo a los que aún estáis esperando!

Fdo: Blanca Rudilla. Directora de ACI.

 

Viajamos a orfanatos en Filipinas

Viajamos a orfanatos en Filipinas

Viajamos a orfanatos en Filipinas

Como en viajes anteriores en esta oportunidad viajamos a orfanatos en Filipinas. Nuestra directora  Blanca Rudilla visitó varias instituciones en Manila y área metropolitana, para conocer de primera la situación actual de adoptabilidad de alguno de los menores acogidos en dichos centros.
Desde estas páginas queremos agradecer la amable acogida que nos dispensaron los responsables de los centros visitados facilitando la visita y compartiendo sus inquietudes.

ORFANATO SANTA RITA
Tuvimos ocasión de visitar este orfanato localizado en Parañaque, un municipio del área metropolitana de Manila.
La directora la Hermana Emma nos recibió muy cálidamente y, junto con su asistente Hermana Merlyn, nos acompañaron en la visita a las distintas dependencias.
Nos comentó la hermana Emma que estaban al límite de su capacidad, 26 menores y ocho de ellos de menos de un año.
Se sienten desbordadas y no pueden acoger más niños.
Encontramos a los niños más mayores jugando en una de las salas, con jóvenes voluntarios estudiantes de un instituto próximo que van a Santa Rita para compartir juegos y  risas con los pequeños allí acogidos.
Todos los niños tenían buen aspecto, estaban cuidados y limpios. Los pequeños de menos de 1 año estaban durmiendo su siesta en las cunitas de la guardería, alegre y limpia.Viaje-Filipinas
En nuestra charla con la Hermana Emma nos dijo que el trámite para que se emita la documentación de abandono es muy lento y que por eso no salen niños en adopción, primero al circuito nacional y los menores que no sean adoptados localmente pasan a circuito de adopción internacional, pero que este trámite también es muy lento.
Preguntamos cuál era su necesidad más urgente y nos respondió que la falta de fondos para poder comprar las vacunas para todos sus niños, ya que solo reciben visitas médicas gratuitas.Desde aquí hacemos una llamada a la solidaridad de los padres que han adoptado en Filipinas y los que están esperando una asignación para que hagan llegar su donativo, cualquier cantidad será de gran ayuda.

ORFANATO WHITE CROSS
Este orfanato esta en San Juan, un municipio que está también en área metropolitana de Manila. Tienen un total de 96
menores, 52 están en acogimiento temporal y 44 son adoptables.
Los niños están muy bien organizados y con buenas rutinas tanto de estudio como de colaboración en las tareas diarias.
También aquí nos comentaron la lentitud en el proceso de los documentos de Adoptabilidad y del paso de adopción nacional a internacional , que están resultando mas lentos que cuando era proceso era judicial. Nos mostraron todo el centro
y pudimos comprobar que los niños están bien cuidados y queridos.
Durante la charla nos comentaron que tienen dificultades económicas para poder comprar las vacunas para todos sus niños y dependen de donaciones para este fin.

HOSPICIO DE SAN JOSÉ
Es el orfanato más antiguo de Manila. Nos recibió la Hermana Socorro Evidente, a quien cariñosamente todos llaman “Sister Corrie”, siempre activa en la Comunidad y dedicada al buen funcionamiento de Hospicio. Nos comentó que tiene un total de 65 menores, entre ellos 20 tienen menos de un año, siete están documentados para adopción regular, 12 están registrados en la Lista de Búsqueda Especial de Hogar y 26 están en régimen de acogimiento temporal.
Nos comentó su lucha para que algunos de sus niños mayores o con alguna patología puedan ser adoptados por buenas familias, que les ofrezcan amor incondicional y un futuro. El comentario sobre la lentitud del proceso de documentación de los menores concuerda con lo que oímos en las otras instituciones visitadas.
Sister Corrie nos acompañó a visitar las dependencias del centro dedicadas a los niños y nos mostró con satisfacción las mejoras realizadas en la Nursería. Una obra que necesitaban urgentemente pero que no hubieran podido abordar por sus propios medios. Nos comentó que esta renovación la llevaron a cabo los estudiantes del último año de Arquitectura, como trabajo de fin de curso, y que los materiales fueron financiados por los padres de los alumnos.
Durante la visita, Sister Corrie nos comentó su preocupación por la generación de ingresos para poder atender a las necesidades tanto de los niños como de las personas mayores acogidas en Hospicio. En este sentido, nos habló de su nueva iniciativa para intentar reducir gastos de alimentación: un proyecto para utilizar parte de terreno que rodea los edificios plantando y desarrollando un huerto urbano sostenible y ecológico, donde la comunidad cultivará vegetales y hortalizas para el consumo del centro.

Vidas unidas: 22 experiencias de familias adoptivas

Vidas unidas: 22 experiencias de familias adoptivas

Vidas unidas: 22 experiencias de familias adoptivas

Vidas unidas nos narra las vivencias post-adopción de 22 familias españolas, que decidieron recurrir a la adopción internacional. Este emotivo libro está escrito por la periodista Olvido Macías, madre adoptiva a su vez de dos niños, nos acerca a las vivencias y experiencias propias como del resto de las familias que aparecen en este libro. Un libro que merece la pena no dejar de leer para todos aquellos que están pensando en adoptar un niño/a. Un libro lleno de amor y realismo.

Os dejamos la entrevista que le hicimos desde ACI:

¿Cuando surgió la idea de escribir sobre el tema de la adopción y que le impulsó a ello?

La idea surgió a raíz de leer un libro sobrecogedor, “Las hijas del Yang-tsé” de la escritora y periodista china Xinran. En él recoge los testimonios de madres que abandonaron a sus hijas en China: unas por intentar procrear un varón —recordemos la política del “Hijo único”, vigente hasta hace poco, otras por imposición familiar o social… ese fue el arranque. Hacer saber a esas personas, de forma simbólica, que fue de sus pequeños dados en adopción en cualquier lugar del mundo.
Contarles la alegría que ha supuesto la llegada de los niños a nuestras vidas, nuestros embarazos administrativos, nuestros exámenes psicológicos, económicos y sociales para poder ser padres adoptivos. También el libro habla de los sinsabores, de los problemas que surgen en el camino, pero sobre todo del inmenso amor que les tenemos.
La segunda idea del por qué de este libro es dar a conocer historias de adopción en primera persona, dejar hablar a un buen puñado de padres sobre sus inquietudes, sus alegrías, sus ilusiones. Son padres que han adoptado en diferentes países y cuyos hijos tienen diversas edades: de muy niños a adolescentes, Y es que yo echaba en falta un libro que me hablara de la post adopción, de las vicisitudes que nos podríamos encontrar, pero en primera persona.
Es cierto que, por ejemplo, la adolescencia es muy parecida en cualquier hijo, sea biológico o adoptado, pero los prohijados pueden tener, a veces, un plus “emocional” que incluye una crisis de identidad más profunda. El saber sus orígenes puede pesar.

¿Como llegó a establecer contacto con las familias ya a conocer sus historias?

El punto de partida ha sido ACI, la ECAI con la que adopté a mis dos hijos. Tanto Blanca Rudilla corno María Lillo me brindaron la oportunidad de contactar con un buen puñado de padres. Después, unas familias me llevaron a otras, además de unas cuantas que yo tenía en cartera porque son conocidos míos.

¿Qué ha supuesto para usted el contacto directo con estas 22 familias?

Primero, siento una gran gratitud porque esas 22 familias me han abierto las puertas de sus vidas sin problemas, con confianza y eso que la mayoría no me conocían de nada. Segundo, me siento feliz por haber compartido con ellas sus experiencias positivas y al mismo tiempo preocupada al conocer también detalles de de otras familias cuyos problemas son en estos momentos serios.

El libro recoge 22 historias de adopción en distintos países. ¿Considera que hay algún rasgo común entre ellas?

Sí. por supuesto. El rasgo común es el inmenso amor que sienten por sus hijos y la capacidad de lucha que tiene para afrontar la vida por ellos.

¿Cuál ha sido la emoción más intensa que ha sentido al conocer los detalles íntimos de estas historias?

Mucha ternura, mucha empatía porque claro, también soy madre adoptiva. Hay una conexión especial entre los padres que prohijamos, sin duda. Somos una gran familia.

¿Al escribir este libro se han avivado los recuerdos de su propia experiencia?

Como te decía en la respuesta anterior, influye mucho compartir esas emociones porque las hemos vivido en primera persona. Claro que se han avivado los recuerdos de mi propia experiencia, es curioso que aunque pasen los años, la me-
moría mantiene muy fresco ese (‘volcán)’ de sentimientos.

¿Qué desea transmitir a los lectores de su libro, con estos 22 relatos?

El mensaje es muy claro. Dar a conocer diferentes historias con hijos de diferentes edades para tener información de primera mano y transmitir que a pesar de todo lo que nos depare la vida con ellos, les queremos sobre todas las cosas.Vidas-unidas

¿Considera que es enriquecedor compartir con otras personas la vivencia extraordinaria de la adopción?

Claro que sí porque te das cuenta de que las alegrías y los problemas que surgen son comunes a muchos padres, hay un hilo directo en esa comunicación excepcional y que no creo que puedan entender otras personas.

En su opinión ¿cual es la realidad de la adopción en la sociedad española? Creo que nuestros niños adoptivos forman parte de la realidad de este país y su aceptación social es buena. Y eso, que no hace mucho tiempo, ser adoptado era algo extraño, algo incluso que debía ser callado. Es cierto, que a los padres adoptivos puede preocuparnos el que llamen “chino” o “negro” a nuestros hijos de forma despectiva o los brotes de racismo en la calle, pero ahí estamos nosotros para reforzar sus valores y para hacerles saber que siempre estaremos a su lado.

¿Piensa que su libro pueda ayudar a proyectar un conocimiento más amplio y real sobre la adopción?

Espero que sí porque en España aún somos muy nuevos en materia de adopción, sobre todo internacional No hace muchos años que comenzamos esta apasionante aventura y hay que saber por dónde vamos. Y sobre todo, espero que “Vidas Unidas” sirva para que muchas personas que dudan en adoptar niños de necesidades especiales despejen algunos de sus temores. Recuerdo que en la charla informativa en la Comunidad de Madrid para padres pre adoptivos estaba muy nerviosa. En un descanso, salí corriendo a buscar una cabina de teléfono para llamar a ACI y preguntar si era verdad, como decían en el encuentro al que asistía, que los niños podrían estar enfermos… sonrío al acordarme porque mi segunda adopción ha sido por Pasaje Verde en China.