Historia de una adopción feliz

Historia de una adopción feliz

Historia de una adopción feliz

Hoy desde ACI queremos contarte el testimonio de la historia de una adopción feliz: la historia de la familia Chamorro Valladares.

“Cada 19 de octubre celebramos su cumpleaños por ser el día que por fin le tuvimos en nuestros brazos, el próximo cumplirá ya dos años con nosotros, su familia. Luego tiene su segundo día del cumpleaños; el 22 de diciembre un una vaca, que cumplirá que cumplirá ya 10 años. Cómo pasa el tiempo, antes de su llegada pasaba despacio y ahora tan rápido…

Iván ha llenado por completo nuestra familia. Sigue creciendo y adaptándose muy bien, y nosotros a él sin apenas dificultades. Es tan alegre y creativo… Cada día se hace más preguntas, y recuerda muchas cosas de su Filipinas natal; a nosotros nos gusta que nos cuente, y siempre le digo que tiene que escribirlo antes de que se le olvide, para cuando sea mayor pueda leerlo.Familia-Chamorro

La semana que viene empiezan las clases, entra en 3º de primaria. Va encantado a su cole y tiene muchos amigos, aunque es muy selectivo y sabe elegir bien a sus amigos. Es muy dicharachero y extrovertido, pero también precavido e incluso a veces tímido con los demás (no con nosotros).

Le apasiona la música y quiere aprender piano, así que este año comenzará a recibir clases de solfeo, canto y piano. También irá a fútbol y a kárate (actividad que desde el principio le ha encantado y continúa desde que vino a España).

Sus hermanos mayores le quieren mucho y le ven como a su hermano pequeño al que cuidar, proteger y enseñar. Y como hermanos que son, a veces discuten, e Iván les pincha y pone a prueba, pero bueno, es sano también; así aprenden todos a tener su espacio y acoplarse en tiempo y lugar en la familia. José Antonio Jr. Siempre con juegos y mimos. Jacobo pasa mucho tiempo con Iván y tiene una complicidad muy especial con su hermano pequeño.

Todos los veranos vamos a Asturias, este año no ha sido menos; para Iván ha sido su segundo año. Es ya algo normal en él. Habla también de que tiene ganas de que llegue el frío y poder volver a esquiar. Poco a poco va hilando las secuencias en el tiempo y distinguiendo estaciones, momentos, lugares y personas como algo ya suyo. Habla de sus primos y abuelos. Nos dice cómo quiere celebrar este año su cumpleaños y a quienes invitará…

En definitiva, Iván es un niño normal, querido y feliz”.